Hace apenas dos meses Tulpep cumplió tres años de existencia. La celebración fue, como todo lo que hemos hecho hasta el momento, llena de buena energía. Tengo que confesar que me emocioné mucho ese día. Teníamos muchos motivos para celebrar, pero uno en particular fue el que más disfruté; ver a las personas que estábamos soplando las tres velas del ponqué. No creo que hayamos podido crear un mejor equipo de profesionales y de seres humanos para lanzarnos a conquistar los sueños que teníamos Ricardo Polo, Pedro Zea y yo el día que creamos Tulpep. Los sueños que nos planteamos eran grandes y ambiciosos (en el buen sentido de la palabra). Soñábamos con crear la mejor empresa de tecnología para trabajar en Colombia, soñábamos con una organización que creciera permanentemente con sostenibilidad financiera, soñábamos con tener un impacto en la sociedad, soñábamos con realmente agregar valor a nuestros clientes, soñábamos con diferenciarnos por ser los más profundos técnicamente en nuestros servicios, soñábamos con crear soluciones que tuvieran un impacto global y soñábamos con que la gente que trabaja en la empresa compartiera los mismos sueños con nosotros. Reflexionando un poco ese día sobre lo que ha sido esta experiencia, sentí mucha satisfacción al comprobar que las aspiraciones que teníamos al principio son las mismas que tenemos hoy y que los logros que hemos cosechado están alineados con los propósitos iniciales.

Hoy, Tulpep, es, un equipo de 17 personas con un compromiso y profesionalismo del nivel de los mejores con los que tuve la oportunidad de trabajar durante 17 años en empresas como Nestlé, ETB y Microsoft. Al día de hoy, Tulpep ha prestado más de 250 servicios de tecnología a más de 90 organizaciones de diferentes sectores y tamaños en Colombia. Podemos decir con orgullo que algunas de las instituciones financieras más grandes de Colombia confían en nuestra capacidad técnica; que hemos asumido retos de infraestructura en organizaciones muy complejas con gran éxito, que hemos logrado implementaciones de tecnologías en la nube que han demostrado ser eficientes y han logrado disminuir la complejidad y los costos de infraestructura de varios de nuestros clientes. Y con igual o mayor satisfacción podemos hablar de los resultados de nuestro trabajo en pequeñas y medianas empresas. El impacto financiero y de productividad de nuestros servicios en estas instituciones es permanentemente agradecido. Hemos logrado que Microsoft nos considere preferred vendor para varios servicios en los que nos hemos especializado, y que ellos mismos nos lleven de la mano para implementar sus tecnologías en clientes estratégicos. Nuestro equipo de desarrollo ha logrado increíbles productos que nos ponen hoy en día en una posición ideal para dar nuestro siguiente paso. Uno de ellos ya tiene garantizado 5 inversionistas para dar inicio a la operación en pocos meses, otro, está listo para ser vendido a nivel mundial como Software as a Service y el tercero es piedra angular de una de nuestras líneas de servicios en las que trabajamos de la mano con Intel Colombia.

La semana pasada, logramos unos de los hitos más importantes en nuestra historia. Tulpep LLC ha sido creada en los Estados Unidos. Ahora productos como Signtul y nuestros servicios harán parte de nuestra oferta en nuevos mercados, especialmente Estados Unidos y Latinoamérica.

En fin cuando pienso en lo que hemos logrado hasta ahora, no me cabe ninguna duda que hemos llegado a este punto antes de lo que imaginamos y que los éxitos de lejos sobrepasan nuestras expectativas iniciales.

Estos tres primeros años nos permitieron crear las bases sólidas de la organización, nos permitieron demostrar la viabilidad de nuestro modelo y nos permitieron crecer financieramente para dar el siguiente paso. A partir de ahora, nuestra comunicación con el mercado , nuestras estrategias comerciales y los alcances de nuestros productos y servicios serán diferentes; han evolucionado. La nueva era de Tulpep comienza ahora!